PARROQUIA VIRTUAL

Unidos en la distancia

 CÓMO CUIDAMOS LOS UNOS DE LOS OTROS

ES LO QUE SOMOS

RECURSOS PARA REZAR

“MISERICORDIA, DIOS MÍO, POR TU BONDAD, POR TU INMENSA COMPASIÓN BORRA MI CULPA” 
Salmo 51,1

Hay un dicho en castellano que reza "a falta de pan buenas son tortas". Entonces, delante de la imposibilidad de hacer una Celebración penitencial comunitaria, lo que proponemos es seguir el vídeo que hay a continuación. En estas circunstancias es una alternativa válida.
La clave de esta celebración es la contricción perfecta. El dolor del pecado, el arrepentimiento sincero, hace que Dios otorgue su perdón. Esto es válido en circunstancias extraordinarias y las que estamos viviendo, lo son. El vídeo y una oración bien hecha te ayudarán a recibir el perdón de Dios.

A pesar de todo, tan pronto como acabe el confinamiento, cada uno tendrá la responsabilidad delante de Dios de buscar un sacerdote con el que confesarse y recibir la absolución en el marco del sacramento.