Actividades que ayudan

Rezo por un seminarista

Aprendo que su vocación germina... y da frutos

Marzo 2020

Objetivo: Transmitir a los niños que la fe y la vocación para servir a Dios únicamente germinan y crecen como una planta, si se ponen los elementos adecuados: una semilla, luz y agua. La semilla es como el corazón de cada persona, la luz se parece a la palabra de Dios y el agua, a la oración.

Qué necesitamos: 1 bote de plástico o cristal transparente, semillas de judía (3-4 por niño), algodón, 1 maceta o vaso, tierra, pintura vinílica, cartulina, lápices de colores o de purpurina, pegatinas o cualquier otro material que tengamos en casa, un palito de brocheta de madera y pegamento.

Indispensable para realizar la activitat: Papás (o abuelos, tíos...) y niños alegres.

Dirigido a: Niños de 6 a 9 años

Nota: En las Parroquias de Montornès oramos específicamente por los seminaristas del Seminario de nuestra Diócesis. Podéis preguntar en vuestra parroquia el nombre de los seminaristas de vuestra zona.

El 19 de marzo es el día de
San José,
quien es también el
patrón de los
seminaristas.

 Día 1

Juntos, en familia, colaboramos en preparar todo el material necesario para la actividad. Mojad el algodón en agua y colocadlo en el bote transparente con las semillas, cerca de una ventana donde le dé la luz natural.

Leemos la palabra de Dios (Mt 4, 18-22): Jesús, caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores,y les dice: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres.». Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes; y los llamó. Y ellos al instante, dejando la barca y a su padre, le siguieron.

Oremos: Jesús, Tú llamaste a tus discípulos y ellos te siguieron. Gracias por los seminaristas que quieren servirte y servir a los demás. Te pedimos que crezcan como estas semillas. Que sean cada vez mejores y que se sean grandes sacerdotes.



 

 Día 3-4

Juntos, en familia, revisad la semilla, que empezará a tener los primeros brotes. Poned algunas gotitas más de agua y revisad que el algodón esté lo suficientemente húmedo (no empapado). A lo largo de los días, id mirando el crecimiento de la planta.

Leemos la palabra de Dios (1 Sam 3, 1-9): Servía el niño Samuel a Yahveh a las órdenes de Elí; en aquel tiempo era rara la palabra de Yahveh, y no eran corrientes las visiones. Cierto día, estaba Elí acostado en su habitación - sus ojos iban debilitándose y ya no podía ver - no estaba aún apagada la lámpara de Dios, y Samuel estaba acostado en el Santuario de Yahveh, donde se encontraba el arca de Dios. Llamó Yahveh: «¡Samuel, Samuel!» El respondió: «¡Aquí estoy!», y corrió donde Elí diciendo: «¡Aquí estoy, porque me has llamado.» Pero Elí le contestó: «Yo no te he llamado; vuélvete a acostar.» El se fue y se acostó.
Volvió a llamar Yahveh: «¡Samuel!» Se levantó Samuel y se fue donde Elí diciendo: «Aquí estoy, porque me has llamado.» Elí le respondió: «Yo no te he llamado, hijo mío, vuélvete a acostar.» Aún no conocía Samuel a Yahveh, pues no le había sido revelada la palabra de Yahveh.
Tercera vez llamó Yahveh a Samuel y él se levantó y se fue donde Elí diciendo: «Aquí estoy, porque me has llamado.» Comprendió entonces Elí que era Yahveh quien llamaba al niño, y dijo a Samuel: «Vete y acuéstate, y si te llaman, dirás: Habla, Yahveh, que tu siervo escucha.» Samuel se fue y se acostó en su sitio.

Oremos: Señor, como a Samuel, Tú nos llamas cada día sin palabras, porque dentro de nuestro corazón sabemos que ser buenos con los padres, los hermanos y los amigos es lo que a ti te gusta.Te pedimos por las personas que te siguen cada día y por los seminaristas, que como esta semilla, están germinando la fe en Ti.

 

 Día 8-10

Revisad juntos las semillas que ya tendrán los primeros tallos y estarán preparadas para ser trasplantadas. Pintad o decorad la maceta como más os guste. Nosotros, en las Parroquias de Montornès, decoraremos las macetas el día que organizamos Las 24 hores para el Señor. Poned las plantitas en la tierra, dentro de la maceta y cuidad la planta para que dé frutos. Reflexionad con los niños acerca de cómo el cuidado que hemos tenido con las semillas es parecido a lo que Dios hace en nuestro corazón con su amor y su palabra. Esto mismo, además, lo hace con los seminaristas de manera especial, ya que entregan su vida a Dios y a los demás, ¡y lo hacen con alegría!

Leemos la palabra de Dios (Jn 15, 1-17): Jesús dijo a sus amigos: «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto. Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos. Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros.»

Oremos: Jesús, muchas gracias porque Tú nos has escogido para ser tus amigos y porque has escogido a los seminaristas como [mencionad sus nombres] para que te sirvan para ayudar a que todo el mundo te conozca y te quiera más y mejor. Ayúdanos a ser como esta planta, que podamos crecer en Ti y quererte siempre.

¿Has hecho esta actividat con tu familia?

Pídele a tus padres que nos envíen* la foto del resultado y la subiremos a nuestra web con tu nombre.

 

*Al enviar las fotos, autorizas a publicar el nombre de tu hijo de acuerdo con las condiciones  de la web.
 

Parròquia de Sant Sadurní

Camí Antic de Martorelles, 3. 08170

Montornès del Vallès

santsadurni534@bisbatdeterrassa.org

Tel: 93 568 01 46

Parròquia Mare de Déu del Carme 

Plaça de l’església, s/n. 08170

Montornès del Vallès

mdcarme533@bisbatdeterrassa.org

Tel: 93 568 01 46

La familia

en el centro

  • Facebook Parròquies Montornès
  • YouTube Parròquies Montornès
  • Instagram Parròquies Montornès

Webs amigues

Logo Arguments
logo-lifeteen-spain.png
Rezando voy.jpeg
logo-bisbat-de-terrassa.png
Mathernity.png
Caritas_Diocesana_Terrassa fons vermell.
en-header-with-gradient.png
bible.png
Catalunya Cristiana.jpeg
LOGO e cristians.jpg
Aleteia.PNG

© 2020 por Parròquies Montornès.

Iconos: Flaticon www.flaticon.es / Imágenes: www.unsplash.comwww.pexels.com

Avís legal