top of page

SER COMO UNA CAJA DE “LEGO”

“Por Él también vosotros entráis con ellos en la construcción”

Efesios 2,22



A uno de mis hermanos le encantaban los LEGO. Algo que me ha hecho pensar de sus piezas es que no tienen sentido a menos que se unan unas a otras. Desconectadas, las piezas de esa caja no son más que un montón de plástico. Pero cuando las conectas, puedes construir todo lo que imagines.


En la Iglesia hay muchas personas. Solos, aparte, sin vivir conectados, nos privamos de mucho. Sin embargo, si nos unimos a otros pueden pasar cosas hermosas.


Aquí te comparto tres beneficios de pertenecer a una familia parroquial.


Primero, juntos nos apoyamos y sostenemos. Estamos hechos para vivir unos con otros, en amor, bondad, en armonía.


En la vida no podemos vivir a parte de la gente. Sin el apoyo estable de una familia parroquial, es más fácil colapsar en algún momento de la vida. No fuiste hecho para andar como ‘lobo solitario’. Necesitas apoyo físico, espiritual, emocional y mental.

San Pablo nos dice en Romanos 1,12: “Tengo ganas de veros para compartir con vosotros el mutuo consuelo de la fe común: la vuestra y la mía”.


Segundo, juntos somos productivos. Uno puede hacer algo bonito. Como en una construcción de LEGO cada pieza aporta al conjunto, lo mismo pasa con la Iglesia. Todos estamos llamados a hacer nuestra aportación.


Todo el mundo quiere que su vida cuente. Todos queremos hacer una contribución única al mundo. ¿Cómo puedes hacerlo? Estando conectado a una familia parroquial. Esa es la clave, estar conectado.


Tercero, juntos descubrimos nuestro valor único. Cada persona es única. No ha habido, ni hay, ni va a haber nunca nadie en la Tierra como tú. Por esto es por lo que la Iglesia te necesita, porque tú haces que el cuerpo sea completo.


San Pablo nos dice, en Romanos 12,4-5: “Pues, así como en un solo cuerpo tenemos muchos miembros, y no todos los miembros cumplen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un solo cuerpo en Cristo, pero cada cual existe en relación con los otros miembros.”


Para acabar tengo dos propuestas. La primera es que en este mes de febrero, en el que hemos trabajado el área de Fraternidad de Nuestra visión, si eres de aquí, des un paso más participando en el proyecto de nuestras Parròquies Montornès.


La segunda es tan apasionante como la primera. Si quieres unirte, entre todos podemos marcar una gran diferencia en esta Cuaresma: cumplir las 14 Obras de Misericordia a lo largo de los 40 días. Antes de Semana Santa, tenemos la gran oportunidad de amar a Cristo en nuestros hermanos más necesitados. ¿Te unes?


¡Ánimo a todos y que tu Cuaresma de este 2022 dé mucho fruto para ti y tu gente! Feliz semana y que Dios te siga bendiciendo. :)

P. D.: Si te ha gustado el texto, dale al corazón que hay abajo a la derecha.


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page